Eje 1: Promoción de la economía social y solidaria a nivel local

Desde sus inicios, Coop57 ha ido adecuando su actividad a las demandas que los tejidos de economía social y solidaria y el asociacionismo popular de varios territorios han ido planteando. Todo esto se ha encarado desde una orientación clara hacia el arraigo territorial, uno de los signos de identidad de Coop57, construida desde la convicción que los modelos de desarrollo local descentralizados son los que garantizan mejor la participación y la capilaridad social y minimizan los peligros de los crecimientos piramidales.

Actualmente conviene definir mejor, de forma colectiva y participativa, que entendemos para desarrollar localmente la economía social y solidaria y, de esta manera, establecer qué tiene que ser nuestro papel en este desarrollo y qué herramientas tenemos que poner en marcha para potenciarlo. La necesidad de este esfuerzo de definición viene marcada por dos motivos interrelacionados:

  1. Las demandas que se nos están planteando cada vez son más diversas y plurales, y afectan a ámbitos muy diferentes, hasta ahora no trabajados desde Coop57. Todas estas nuevas demandas y retos nos obligan a definir mejor el modelo que queremos impulsar, qué estrategias tenemos que articular para conseguirlo y con qué actores tenemos que impulsarlo.
  2. Desde hace un cierto tiempo estamos preguntándonos si tenemos que desarrollar no sólo un papel reactivo (en función de las demandas que recibimos), sino también una actuación proactiva para promover la economía social y solidaria a nivel local. La amplitud y capilaridad de nuestra base social, la disponibilidad de recursos y la experiencia y el reconocimiento acumulados nos sitúan en la posibilidad de ser uno de los motores activos del desarrollo de la economía solidaria a nivel local.

De forma muy breve, situamos algunos de los debates que se plantean:

  • Plantear el modelo de gestión de los servicios públicos, pasando de una gestión estatalista, a menudo burocratizada, a una gestión participativa desde el tejido social y cooperativo. ¿Cómo podemos aprovechar esta oportunidad? ¿Qué modelo deberíamos promover?
  • La apuesta por la construcción de mercados sociales. Por mercado social se entiende una red de intercambios económicos entre empresas de la economía solidaria y entre éstas y las personas consumidoras y ahorradoras responsables. ¿Cómo lo tenemos que trabajar desde Coop57?
  • En una mirada ampliada de la construcción de mercado social, ¿convendría tejer alianzas, por ejemplo, con comercios locales que, sin ser estrictamente de economía solidaria, sostienen un modelo de comercio de arraigo local y con relaciones de proximidad? ¿Puede ser una opción que atraiga hacia la economía solidaria este tipo de comercios o, al contrario, puede desnaturalizarla?
  • En el caso de entidades que no son estrictamente de economía social y solidaria, especialmente en localidades de dimensiones reducidas, ¿convendría establecer alianzas con autónomos o empresas arraigadas y con modelos de negocio sostenibles que, por ejemplo, generan puestos de trabajo y ayudan a combatir procesos de despoblación en ámbitos rurales?
  • Coop57 ha recibido varias solicitudes de entidades que trabajan en el ámbito de la vivienda. En unos casos, como herramienta para impulsar un modelo de cooperativismo de viviendas en régimen de cesión de uso, en otros para articular herramientas de financiación y de gestión de viviendas sociales. Participar, implicaría operaciones financieras de gran volumen y a largo plazo que requieren de un papel activo de Coop57, no sólo como financiador externo. ¿Qué papel tiene que jugar Coop57 en estos casos?
  • Varias entidades que trabajan con personas en riesgo de exclusión se han dirigido a Coop57 para explorar la posibilidad que actúe como herramienta de apoyo a estas personas, fundamentalmente cuando se planteen proyectos o actividades en colectivo. Cómo que se trata de personas con un alto grado de vulnerabilidad social y económica, ¿la Fundación Coop57 tendría que prestar algún tipo de apoyo? ¿Cuál?
  • Una de las reflexiones que hemos hecho a partir de la experiencia atesorada es que las relaciones con las administraciones locales no pueden ceñirse al ámbito institucional, sino que tienen que estar acompañadas (o, mejor, impulsadas) por el tejido social organizado. ¿Cómo podemos conseguirlo? ¿De qué forma podemos establecer una relación en tres bandas (tejido social, administración local y Coop57) para promover la economía solidaria a nivel local?
  • Administraciones locales nos han planteado articular líneas de financiación a servicios públicos municipales para evitar que su gestión recaiga en grandes empresas privadas. En algunos casos se ha planteado la municipalización de servicios públicos mediante la gestión directa por parte del municipio. ¿Coop57 tiene que articular líneas de financiación a servicios municipales de gestión pública? En caso afirmativo, ¿en qué casos y con qué requisitos?

Estos son algunos de los temas principales de debate del eje 1. No obstante no quiere decir que no puedan plantearse temas nuevos o desde otras perspectivas. Lo decidiremos colectivamente durante el Encuentro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>